EB40 Carta VI de Seneca sobre Compartir el conocimiento

 

 

Por petición popular vuelven las cartas de Seneca, y esperemos que entremos en racha. Aquí os dejo la IV Carta de Seneca a Lucilio sobre compartir el conocimiento.

Saludos Lucilio.

Siento, querido Lucilo, que no solo me he reformado sin que me he transformado. Pero estoy seguro que todavía hay muchas cosas en mí que debo cambiar y mejorar. Por supuesto, hay muchas que debo compactar, reducir o llevar a un lugar de mayor relevancia.  Y esto ya es prueba que mi espíritu mejora: ya que ahora es consciente de fallos que hasta ahora ignoraba. En ciertos casos hay enfermos que deben ser felicitados cuando descubren y aceptan la enfermedad en sí mismos.

Quiero compartir contigo esta transformación que he experimentado, porqué así nuestra amistad empezará a gozar de una confianza más autentica, más propia de la verdadera amistad. Esa en que ni la esperanza, ni el miedo, ni el interés propio no pueden separar. Esa amistad con la cual los hombres mueren, por la cual mueren.

Te puedo hablar de muchos que sin carecer de amigos, carecieron de amistad. Sin embargo, esto no puede suceder cuando las almas son unidas por el mutuo interés en una alianza para perseguir un objetivo noble. ¿Y por qué no es posible? Porque ambos amigos saben que lo tienen todo en común, y en especial lo que les es adverso. No te puedes imaginar cuanto progreso noto que consigo cada día.

Cuando me dices “Comparte conmigo ese saber que tan bien te sirve”. Debo decir que en verdad deseo transmitírtelo. Pues me gusta aprender porque así puedo enseñar. Ningún conocimiento me deleitaría, por beneficioso que fuera, si yo fuese su único depositario. Si me fuera dada sabiduría a condición de esconderla y no transmitirla, la rechazaría. Ninguna posesión da placer sin amigos con quien compartirla.

Por ello te haré llegar mis propios libros y, para que no pierdas el tiempo buscando aquí y allá las citas más provechosas, colocaré marcas que te lleven inmediatamente a los pasajes que apruebo y admiro. Sin embargo, te sería de mayor provecho escucharme de viva voz y tener contacto real que la mera palabra escrita. Es necesario que vengas a verme en persona más a menudo por dos motivos: primero, por que los hombres hacen más caso de sus ojos que a sus oídos; segundo, porque aprender a base de preceptos es un camino largo, pero aprender de los ejemplos es más breve y eficaz.

Cleantes⁠1 no habría emulado tan bien a Zenón solo con haberlo escuchado: estuvo con él, comprendió sus motivos, y observó como vivía siguiendo sus principios. Platón, Aristóteles y todo el grupo de sabios que siguieron su propio camino, fueron conducidos más por las acciones y el carácter de Sócrates que por sus palabras.  No fueron las clases de Epicuro sino vivir bajo el mismo techo lo que hizo de Metrodoro,  Hermarcho, de Polieno⁠2 grandes hombres. Por eso te convoco,  no solo para que progreses sino para que me ayudes a progresar. Ya que nos podemos aportar mucho el uno al otro.

Entretanto, te revelo aquella pequeña recompensa cotidiana que te debo, que hoy me ha deleitado en Hecatón cuando escribe: “Me preguntas ¿qué progreso he hecho? He empezado a ser mi propio amigo.” Y es en efecto una gran mejora, pues nunca más estará solo. Y puedes estar seguro que tal hombre es amigo de toda la humanidad.

Adiós.

 

1 Cleantes de Aso (En gr. Κλέανθης) (circa 331 a.C. – 232 a.C.) fue discípulo de Zenón de Citio, el fundador de la escuela estoica. Al fallecer Zenón, Cleantes dedicó el resto de su vida a difundir las enseñanzas de Zenón.

2 Metrodoro, Hermarcho y Polieno fueron filósofos de la escuela de Epicuro entre los S IV y III aC.

 

© Texto adaptado por Marc Alier y Maria José Casañ

A partir de las siguientes fuentes :

Epistulae Morales ad Lucilium

https://la.wikisource.org/wiki/Epistulae_morales_ad_Lucilium

“Seneca Volume IV Epistles, Volume I Epistles 1-65”, Harvad University Press: Loeb Classical Library 75, Transated by Richard M. Gummere Published January 1917.  ISBN 9780674990845. Fuente que pertenece al dominio público.

http://stoics.com

https://es.wikisource.org/  Traducción del latín y notas por Antonius Djacnov (2009)

Tao of Seneca, Tim ferriss. http://tim.blog/seneca

EB 39 Estoicismo para la vida moderna con Gonzalo Álvarez Marañón (extra ball)

Gonzalo Álvarez Marañón

Lo prometimos y lo hemos hecho: un extraball sobre estoicismo con Gonzalo Álvarez Marañón. Esperamos que os guste.

Web: El Arte de Presentar.

Episodio: EB 35 Ejercicio físico y nutrición con Gonzalo Álvarez Marañón (extra ball)

Blog: Nutritious Movement – El blog de Katy Bowman (biomecanicista)

Libro: Máximas de Epicteto traducidas por Apeles Mestres.

Artículo: Adaptación hedónica o por qué casi siempre estamos insatisfechos

Artículo: How This 10-Minute Routine Will Increase Your Creativity

Libro: Descafeínate: mejora la productividad sin cafeína de Daniel Amo.

Libro "Descafeínate: Mejora tu productividad sin cafeína" de Dani AmoArtículo: Terapia Cognitivo Conductual: Características y 5 Técnicas

Wikipedia: Ataraxia

Libro: A guide to the good life. The ancient art of stoic joy de William B. Irvine

A guide to the good life de William B. Irvine

Artículo: Reevaluación cognitiva: Aprende de los estoicos a regular tu miedo al hablar en público – El Arte de Presentar

Libro: Willpower Doesn’t Work: Discover the Hidden Keys to Success de Benjamin Hardy.

Libro "Willpower doesn't Work" de Benjamin Hardy

Libro: Un pequeño empujón: El impulso que necesitas para tomar mejores decisiones sobre salud, dinero y felicidad de Richard H. Thaler, Cass R. Sunstein (versión original: Nudge: Improving Decisions about Health, Wealth, and Happiness).

TED: Dan Ariely pregunta: ¿tenemos control de nuestras decisiones?

TED: Nicholas Christakis: La influencia oculta de las redes sociales.

Libros: Conectados: El sorprendente poder de las redes sociales y cómo nos afecta de Nicholas A. Christakis y James H. Fowler.

Libro: “Skin in the Game” de Nicholas Taleb.

https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/417-DkoNYjL._SX327_BO1,204,203,200_.jpg

YouTube: Cobra Kai (serie)

Libro: Meditaciones de Marco Aurelio.

Libro: Máximas de Epicteto traducidas por Apeles Mestres.

Libro: Sobre la brevedad de la vida, el ocio y la felicidad de Séneca.

Libro: Cartas a Lucilio: Epístolas escogidas de Séneca.

Libro: Manual de Epicteto ilustrado: El arte de vivir como un estoico de Javier Covo.

Manual de Epicteto ilustrado: El arte de vivir como un estoico de [Covo, Javier ]
Libro: Musonius Rufus: Lectures and Sayings traducción de de Cynthia King.
Libro: Stoicism and the Art of Happiness de Donald Robertson
Libro: Cómo ser un estoico: Utilizar la filosofía antigua para vivir una vida moderna de Massimo Pigliucci (Autor), Francisco García Lorenzana (Traductor)
Las pantallas del móvil de Gonzalo:
Fondo de pantalla de iPhone
 

EB 27 Los diarios personales de Bruce Lee

Bruce Lee llevaba un pequeño cuaderno de bolsillo a todas partes, donde anotaba de todo: desde los regímenes de entrenamiento hasta los números de teléfono de sus alumnos (que incluían aprendices como Chuck Norris y Steve McQueen). Bruce Lee anotaba sus rutinas de entrenamiento junto con sus meditaciones, Poemas, afirmaciones y reflexiones filosóficas. Bruce Lee veía la filosofía como algo inseparable de la vida cotidiana. Bruce Lee consideraba la mente como algo inseparable del cuerpo, cada uno de los extremos de la batería cargaba constantemente al otro. No olvidemos que Bruce Lee, además de ser artista marcial era licenciado en filosofía.

Pero tal vez la parte más notable de sus libretas eran sus afirmaciones, en forma de normas de conducta. En estas notas a sí mismo, Bruce Lee articuló sus filosofías personales para guiar su propio desarrollo personal, pero con una dimensión universal que podemos extrapolar.

Cuando Lee sentía que había llegado a una idea particularmente significativa, la escribía en el reverso de la tapa sin forro de una de sus libretas, y las firmaba, casi como un testamento o quizás un contrato consigo mismo. A menudo refinaba o copiaba las reflexiones registradas por primera vez en su bolsillo en las notas reservadas sólo para sus más firmes convicciones y dedicatorias más profundas.

Lo que hace que las afirmaciones sean especialmente notables es que funden las tradiciones filosóficas y espirituales antiguas (particularmente las ideas del budismo Zen sobre el carácter, el yo y el ego), (el cuestionable) pensamiento mágico de New Age y los hábitos mentales que la psicología contemporánea ha demostrado que son fructíferos. Recordando que nuestra personalidad es una amalgama de nuestra era y nuestra cultura, con todos sus conocimientos inherentes e ignorancias, y es la forma en que combinamos los elementos a nuestra disposición que nos hace que somos quienes somos.

Brainpickings publica con permiso especial de la fundación que gestiona el legado de Bruce Lee, varias páginas del diario de bolsillo de 1968, escrito cuando Lee tenia apenas 27 años.
En la entrada del blog os dejo con el link a la entrada original, al Bruce Lee Podcast que lleva Shanon Lee, la hija de Bruce.
Pero antes os leo algunas de las palabras de … Bruce Lee que he traducido.

FUERZA DE VOLUNTAD –
Reconociendo que el poder de la voluntad es la corte suprema sobre todos los demás departamentos de mi mente, la ejerceré diariamente, cuando necesite el impulso de la acción para cualquier propósito; Y formaré HABITOS diseñados para poner mi fuerza de voluntad en acción al menos una vez al día.
EMOCIÓN: –
Al darme cuenta de que mis emociones son POSITIVAS y negativas, formaré HÁBITOS diarios que estimularán el desarrollo de las EMOCIONES POSITIVAS y me ayudarán a convertir las emociones negativas en alguna forma de acción útil.
RAZON: –
Reconociendo que mis emociones positivas y negativas pueden ser peligrosas si no son controladas y guiadas a fines deseables, someteré todos mis deseos, aspiraciones y propósitos a mis facultades de la razón, y me guiaré por ella al dar expresión a estos .
IMAGINACIÓN: –
Reconociendo la necesidad de PLANES e IDEAS para el logro de mis deseos, desarrollaré mi imaginación invocándola diariamente para ayudar en la formación de mis planes.
MEMORIA: –
Reconociendo el valor de una memoria alerta, animaré a la mía a estar alerta tomando el cuidado de impresionarla claramente con todos los pensamientos que deseo recordar, y asociando esos pensamientos con asuntos relacionados que puedo recordar a menudo.
EL INCONSCIENTE: –
Reconociendo la influencia de mi mente subconsciente sobre mi poder de voluntad, tendré cuidado de someter a ella una imagen clara y definida de mi PROPÓSITO CLARO en la vida y todos los propósitos secundarios que conducen a mi propósito principal, y guardaré esta imagen CONSTANTEMENTE ANTE Mi mente subconsciente visualizandola diariamente.
CONSCIENCIA: –
Reconociendo que mis emociones a menudo se equivocan en su entusiasmo excesivo, y mi facultad de razonar a menudo carece del calor de sentimiento que es necesario para que pueda combinar la justicia con la misericordia en mis juicios, animaré a mi conciencia a guiarme en cuanto a qué Es correcto y lo que está mal. Eero nunca dejaré de lado los veredictos que hace mi consciencia, no importa cuál pueda ser el coste de llevarlos a cabo.

“Nunca obtendrás más de lo que esperas
Manten la mente en las cosas que quieres y deja fuera aquello que no deseas
Las cosas viven al entrar en movimiento y ganando fuerza a medida que van moviendose

Se un observador en calma de lo que está sucediendo a te alrededor
Hay una diferencia entre el mundo y nuestra reacción ante este.

¡Se consciente de nuestro condicionamiento! Abandona y disuelve el bloqueo interno
Opera desde el interior hacia el exterior ~~~ comenzamos disolviendo nuestra actitud no alterando la condición exterior
Date cuenta de que no hay nadie a quien combatir, sólo una ilusión a la cual debes ver a través de ella.
Nadie puede hacerte daño a menos que lo permitas
Interiormente, psicológicamente, debes ser nadie

“Sé que tengo la capacidad de ALCANZAR el objeto de mi FINALIDAD DEFINITIVA en la vida; Por lo tanto, me EXIJO a mí mismo una acción persistente y continua hacia su consecución, y aquí y ahora prometo hacer tal acción.
Me doy cuenta de que los pensamientos dominantes de mi mente finalmente se reproducirán en la acción física exterior y gradualmente se transformarán en realidad física; Por lo tanto voy a CONCENTRAR mis pensamientos durante 30 min. Diariamente sobre la tarea de pensar en la persona que intento convertirme, creando así en mi mente una IMAGEN MENTAL clara.
Yo sé por el principio de la autosugestión, cualquier deseo que yo sostenga PERSISTENTEMENTE eventualmente buscará la expresión a través de algunos medios prácticos de alcanzar el objeto detrás de él; Por lo tanto, voy a dedicar 10 min. Diariamente a DEMANDAR de mí mismo el desarrollo de la AUTO-CONFIANZA.
He escrito claramente una descripción de mi OBJETIVO DEFINIDO en la vida, y nunca dejaré de intentar hasta que haya desarrollado suficiente confianza en mí mismo para su consecución.

EB 16 – La resiliencia en la lucha contra el fuego (Extra Ball)

A raíz del programa sobre la Resiliencia Angel Lorenzo (@extramadurafire) nos envió un email que nos dejó sin palabras. Es muy fácil sentarse ante un micro y hablar de ser flipado y la resiliencia (y patatin y papatan). Pero Angel, bombero forestal, lucha contra el fuego por toda España. Es transportado en Helicoptero y le dejan rodeado por llamas, humo y ceniza. En compañía de sus compañeros que hoy desayunan juntos y quizás esta noche estarás enterrando.

Os dejo algunos videos de Ángel y con este extra ball que no os dejará indiferentes.

 
Un día cualquiera en el Trabajo Campaña 2013 Septiembre Experiencias reales.

Resumen de la Ultra Trail (100 Km) de Angel en menos de 20 horas

Trailer de “La Ola”.

Y si os habeis quedado con más ganas Ángel aqui teneis una de sus presnetaciones.

EB 08 Séneca no quiere que vayas despeinado ni tengas miedo (extra ball)

paulo

Por petición popular aquí tenéis la siguiente carta (la quinta) de Seneca a Lucilio, ha sido muy difícil de traducir y adaptar pero creo que ha quedado muy bien. Os dejo el texto, pero la idea es que lo escuchéis, al final os dejo una sorpresa.

Saludos Lucilio

Me alegro y apruebo que estudies con tenacidad y que dejes de lado lo que es superfluo para dedicarte únicamente en mejorar como persona; no sólo te exhorto a perseverar sino también te lo pido.

Ten cuidado, sin embargo, de no imitar aquellos prefieren exibirse y aparentar antes que mejorarse, cuando actúan de forma que inspira comentarios sobre como visten o su forma de vida. Evita una apariencia grotesca, un peinado descuidado, una barba negligente, el odio manifiesto al dinero, tener el lecho en el suelo y cualquier otro alarde y ostentación perseguido a través de vías absurdas.

Si hablar modestamente de filosofía ya es contemplado con desdén, ¿qué sucedería si empezamos a separarnos de las costumbres de nuestros conciudadanos? Es en nuestro interior que debemos ser diferentes en todos los aspectos, pero en el exterior debemos actuar acorde a la sociedad.

Que no resplandezca nuestra toga, pero que tampoco sea sórdida, no tengamos vajillas de plata ornadas con filigranas de oro; pero no por ello pensemos que prescindir del oro y de la plata sea indicio de frugalidad. Obremos de manera tal que llevemos una vida mejor, no contraria, a la de la gente común. Sin,o conseguiremos que los que queremos inspirar se alejen de nosotros y nos den la espalda. Lograremos incluso que nadie quiera imitarnos, porque temerán deber imitarnos en todo.

La primera misión de la filosofía es darnos un sentido de camaradería con todos los hombres; en otras palabras simpatía y sociabilidad. Si nos diferenciamos del resto abandonamos esta misión. Que aquello por lo que queremos que nos admiren no sea ridículo ni odioso. Ciertamente, nuestro propósito es vivir conforme a la naturaleza.  Ir contra natura es martirizar tu propio cuerpo, ir sucio y sin lavar adrede, odiar la elegancia simple  y nutrirse con alimentos no sólo viles sino repugnantes y hórridos.

Así como desear refinamientos es pecar de lujuria, evitar consumir bienes más habituales y disponibles sin esfuerzo, es sin duda pecar de demencia. La filosofía exige frugalidad, no sufrimiento y, por otra parte, tampoco es necesario que la frugalidad vaya sucia y despeinada.

Es por eso que apruebo una vida en equilibrio entre las maneras estrictas y las prácticas populares; que nuestras vidas puedan ser objeto de admiración, pero que también puedan ser comprendidas.

Y entonces ¿Debemos hacer lo mismo que los otros? ¿No debe haber ninguna distinción entre  entre nosotros y el resto? Sí, una gran distinción. Que el vulgo sepa que somos distintos sólo si nos observa apropiadamente; que quien entre en nuestra casa sienta antes admiración por nosotros que por nuestros muebles y decoración. Grande es aquel que se sirve de una vajilla de arcilla como si fuera de plata, y no menos grande es aquel que utiliza una vajilla de plata como si fuera de arcilla. No poder soportar las riquezas, es debilidad del alma.

Para también compartir contigo la delicatessen de hoy, en los escritos de nuestro Hecatón [1] hallé que la extinción del deseo ayuda incluso a remediar el miedo. “Cesas de temer” – dice – “si cesas de esperar”. Preguntas: ¿Cómo es posible que lo que es tan opuesto pueda estar próximo? Pues es así, mi Lucilio: en apariencia distintos, juntos van. Así como la cadena enlaza a la vez al prisionero y al soldado, por disímiles que sean, andan unidos. También la esperanza es seguida por el miedo.

No me asombra que esto así sea. La esperanza y el miedo son obra de un espíritu ansioso e  inquieto por las expectativas del futuro. La principal causa de estos males es que en lugar de ajustarnos al presente, enviamos nuestros pensamientos hacia el futuro. Y así  la capacidad de previsión, la mayor bendición de la condición humana, es pervertida. Las bestias huyen de los peligros que ven. Con huir, quedan tranquilas. A nosotros el futuro nos atormenta, y también el pasado. De esta forma muchas de las capacidades con las que hemos sido bendecidos nos acaban perjudicando. La memoria nos devuelve la tortura del horror (el miedo a lo que ha sido), la previsión nos anticipa el terror (el miedo a lo que vendrá). El presente no basta para convertir a nadie en desgraciado.

Que sigas bien.

Hecato de Rodas o Hecatón de Rodas (griego: κάτων), ( aprox 100 a. C.), fue un filósofo estoico.

 

Texto original Lucius Aeneus Seneca,  traducido y adaptado por Marc Alier a partir de fuentes de dominio público.

ps. Imagen by generador de Frases (falsas) de Paulo Coelho powered by Tortugas Radioactivas 

EB 05: Séneca acerca de la amistad y la muerte (extra ball)

death-cat_sm

El proyecto de las cartas de Séneca y el estoicismo en Zetatesters continua. En esta ocasión las cartas 3 y 4 a Lucilio las han leído Coke (Jordi López) desde Montevideo y Dani Amo desde Badalona. Ya nos contareis que os parece escuchar nuevas voces encarnando a Seneca.

Carta 3 de Séneca a Lucilio, sobre la amistad.

Saludos amigo Lucilio,

Vamos a ver Lucilio. Le has encargado que me entregue una carta a alguien que llamas“amigo tuyo”. Y me adviertes que no comente con él nada referente a asuntos que te incumban a ti, puesto que tu tampoco sueles  hacer confidencias con el. Así, que a la misma vez, me estas diciendo que esta persona es tu amigo y que no lo es.

En efecto, si utilizaste la palabra “amigo” en un sentido un tanto general, de la misma forma que de diríamos que el candidato a un cargo político es un  “caballero honorable”, o así como cuando saludamos llamando “Señor” a quienquiera cuyo nombre se nos escapa, de acuerdo. Vaya, que tiene un pase.

Pero si realmente consideras como amigo a alguien en quien no confías tanto como en ti mismo, te equivocas rotundamente y es que no conoces suficientemente la fuerza de la verdadera amistad.

Creo que deberías poder hablar sobre cualquier cosa con un amigo. Pero sobretodo debes poder hablar acerca de él mismo. Una vez habéis establecido vuestra amistad, debéis confiar el uno en el otro.

Pero antes de establecer esta amistad, debes juzgarla.

No hagas como los que invierten el orden de las cosas, violando los preceptos de Teofrasto. Que  juzgan después de hacer un amigo, en vez de entablar la amistad una vez se ha evaluado a la persona.

Tomate tu tiempo reflexionando sobre si debes aceptar o no a alguien como tu amigo. Pero cuando así lo decidas, acógelo totalmente en tu seno, dialoga con él con la misma determinación con que lo harías contigo mismo.

En cuanto a ti, vive de tal modo que nada guardes en ti que no pudieras confesar incluso a un enemigo. Pero como pasan cosas que la costumbre establece que permanezcan secretos, comparte al menos  con tu amigo tus inquietudes y pensamientos. Trata a tu amigo como a alguien leal, y harás que sea leal.

Algunos, en cambio, temiendo ser engañados han enseñado a engañar. Y mediante la sospecha, han legitimado que su amigo les traicione.

¿Porqué razón debo contener, aún que sea una sola palabra delante de mi amigo? ¿Porque no debo comportarme ante mí amigo como lo haría en privado?

Algunos cuentan al primero que se cruza en su camino cosas que sólo se podrían confiar a un amigo. Y se desahogán contando lo que les preocupa al primero que les escucha. Otros, por el contrario no confían ni en sus seres más queridos y, si así lo pudieran, no confiarían ni en ellos mismos. En su profunda intimidad todo enclaustran en secreto.

No te aconsejo ni lo uno ni lo otro.  Ambas actitudes son nocivas: confiar en todos, no confiar en nadie. Si bien lo primero es de incautos e ingenuos, mientras que lo segundo es más prudente. Así mismo ambas actitudes son igualmente reprehensibles, tanto aquellos qué están siempre inquietos como aquellos que permanentemente se reposan.

En efecto, el gusto por el tumulto no es actividad, sino agitación de mentes exaltadas. Tampoco es reposo la situación en la que el mínimo movimiento se juzga penoso, sino dislocación y languidez.

Por ello, he aquí lo que leí de Pomponio [2] para grabar en el alma: “algunos se refugiaron en las tinieblas a tal punto, que creen turbio todo aquello que se encuentra en plena luz.”

Ambos estados deben mezclarse: a los pasivos deben actuar, los inquietos deben reposar.

Medita sobre esto y la naturaleza: ella te contará que hizo el día pero también la noche.

Que sigas bien Lucilio.

Carta 4 de Séneca a Lucilio sobre la Muerte.

Saludos Lucilio,

Perservera tal como has empezado, y apresúrate cuanto puedas y así disfrutarás durante más tiempo de un espíritu mejorado y en paz consigo mismo. Sin duda también disfrutaras del proceso de enmendar tus mente y ordenar tus hábitos. Y más adelante obtendrás el placer que se obtiene en la contemplación de la propia mente, una vez la has limpiado de toda mancha hasta el punto que resplandece.

Seguro que recuerdas cuán grande fue tu alegría cuando abandonaste las vestimentas de niño,  vestiste la toga viril  y fuiste conducido al foro.

Pues aún más te espera cuando hayas depuesto el espíritu infantil y la sabiduría haga que te cuentes entre los hombres. Porque cuando llegado el momento en que abandonamos la infancia, todavía queda en nosotros algo más grave: la puerilidad. Y esta condición es muy grave porque tenemos la autoridad de los adultos y todavía tienen los delirios de la adolescencia e incluso de la infancia. Los adolescentes se asustan por nimiedades, los niños se asustan de las sombras. Nosotros nos asustamos de ambas cosas.

Así pues, solo debes seguir avanzando, y asi comprenderás qué hay cosas a las que no debes temer,  precisamente porque nos dan demasiado miedo. No existe ningún mal que sea el mal definitivo. La muerte llega y seria algo que temer si pudiera quedarse contigo. Pero la muerte o bien no va a suceder, o bien  suceder y terminar.

Dices que ”Es difícil influir en el animo hasta el punto de despreciar la vida”. ¿Pero es que no ves acaso cuán frívolas son las causas por las que la vida puede ser desdeñada? Hubo uno que se ahorcó frente a la puerta de su amante, otro saltó desde lo alto de un edificio para no sufrir más las puyas de su amo colérico; y un fugitivo se clavó una espada en las entrañas para evitar volver a ser capturado.

¿No crees que la virtud pueda lograr lo mismo que el exceso de pavor? Nadie puede llevar una vida serena si piensa continuamente en prolongarla y crea que vivir durante el gobierno de muchos cónsules sea una gran bendición.

Medita acerca de esto cada día, hasta que seas capaz de afrontar con entereza la idea de abandonar la vida. Esta vida a la que muchos se aferran obstinadamente como si fueran arrastrados por las aguas de un torrente, aferrándose a espinas y zarzas. La mayoría de los hombres, flotan miserablemente entre el miedo a la muerte y a los tormentos de la vida: no quieren vivir, ni saben morir.

Así, bríndate una vida gozosa eliminando toda inquietud por ella. Ningún bien ayuda a su poseedor a menos que su espíritu esté preparado para perderlo y nada por otra parte es más fácil de abandonar que aquello cuya pérdida no se puede lamentar. Por ello ármate de coraje y fortaleza contra las adversidades que incluso pueden abatirse sobre los más poderosos.

De un pupilo y de un eunuco recibió Pompeyo  su sentencia capital; Craso,  de un cruel e insolente Partiano; Cayo César  ordenó a Lépido  ofrecer su cerviz al tribuno Dexter y él mismo hubo de tendérsela a Querea.  Aquel a quien la fortuna le eleva también le amenaza de quitarle tanto cuanto le brinda. No quieras fiarte de la tranquilidad reinante: en un instante el mar enfurece: el mismo día, allí donde se solazaron, los navíos naufragan.

Piensa que bandidos y enemigos pueden poner la espada en tu garganta y, a pesar de no ser tu dueño  cualquier esclavo puede causar tu muerte.

Mira lo que te digo: quien desprecia su propia vida, es amo y Señor de la tuya. Ten presente esos ejemplos de aquellos que perecieron en querellas domésticas, sea por abierta violencia, sea por insidia. Comprende que la ira de los esclavos ha asesinado menos que la de los reyes. Por esto piensa que ¿Qué importa cuán poderoso sea a quien temes? Cuando justamente aquello que temes !cualquiera lo puede!

Y si por azar cayeras en las manos del enemigo, este te llevará precisamente allí donde ya estás yendo. ¿Para qué engañarte a ti mismo y no comprender de una vez lo que desde hace tiempo padeces? Tal lo digo: desde que naciste, avanzas hacia la muerte. Y nuestra alma debe comprender esto, si queremos esperar plácidamente aquella última hora, cuyo terror a todos los otros inquieta.

Pero para poner un fin a esta carta, recibe lo que pese a ser cosecha de otro jardín – hoy me complació contemplar: “Magna riqueza es la pobreza ordenada por la ley de la naturaleza. ¿Conoces las fronteras que esa ley de la naturaleza determinó para nosotros? No tener hambre, no tener sed, no tener frío. Para alejar el hambre y la sed no es necesario estar a merced de ricos y soberbios, soportar sus cejas fruncidas ni su humanidad desdeñosa, no es necesario provocar los mares ni seguir a los ejércitos: a tu alcance y ya servido está lo que la naturaleza desea.

Sudar por lo superfluo, es eso lo que desgasta la toga, lo que nos obliga a envejecer bajo las tiendas, lo que nos lleva a golpearnos contra litorales ajenos. Al alcance de la mano está lo suficiente. Aquel que con la pobreza bien se lleva, rico es.

Que sigas bien Lucilio.

Texto adaptado por Marc Alier a partir de “Seneca Volume IV Epistles, Volume I Epistles 1-65”, Harvad University Press: Loeb Classical Library 75, Transated by Richard M. Gummere Published January 1917.  ISBN 9780674990845. Fuente que pertenece al dominio público.
http://stoics.com
https://es.wikisource.org/  Traducción del latín y notas por Antonius Djacnov (2009)

Este contenido este trabajo de Marc Alier está disponible bajo la Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0. https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.es