Seguimos con dos pasajes del Enchridion o Manual de Epicteto.

Epicteto (35 d.C – 135 d.C.)
Fragmento adaptado por Marc Alier  A partir de

Enchidion ó Manual de Epicteto, Traducido en Castellano é Ilustrado,Don José Ortiz, Presbitero. Valencia 1811.

Enchiridion or Manual of Epictetus Trranslated from de Greek, Carefully Corrected. Robert Uriz, Glasgow 1766. 

-11- 

No te jactes o enorgullezcas de nada que te sea ajeno. Si un caballo se alabase a sí mismo diciendo lo hermoso que es, podríamos tolerarlo. Pero si tu presumes de lo hermoso que es tu caballo. Quien es hermoso es el caballo, no tú.  ¿Qué hay tuyo en ello? Sólo posees el gozo de contemplarlo. Pero cuando disfrutas realmente de algo, de eso puedes estar orgulloso, pues el hecho de disfrutar es un bien que te pertenece.   

-12-

En un viaje por mar, cuando el barco fondea en una bahía, si a tierra a buscar agua dulce, te puedes distraer recogiendo percebes o cebollas; pero tu atención debe permanecer centrada en el barco de forma permanente. Porque cuando el capitán llama debes dejar todas esas cosas y regresar al barco, de lo contrario acabarás en la bodega del barco encadenado por el cuello y los tobillos como una oveja.  De la misma manera en la vida, nada te impide atender a  esposa e hijos. Pero cuando el capitán llame debes acudir, dejando de lado a estos y sin mirar atrás. Y cuando seas viejo, no te alejes mucho del barco, no sea que cuando te llamen desfallezcas. 

Nota de Ludo. 

Este pasaje se me ha hecho difícil de traducir e interpretar. La idea de “acudir, dejando de lado a esposa e hijos “ ante la llamada de “el capitán” es una imprecación fuerte pero, que a su vez, no resuelve la metáfora de “el capitán” en el contexto de la vida. ¿Qué motivo debe ser la llamada de el capitán que es tan importante que lleva Epicteto a exhortarnos a dejar de lado a cosas tan importantes como esposa e hijos ? ¿Comparándolas con recoger percebes y cebollas (o bulbos en la traducción original) ?

Casi dos mil años nos separan de Epicteto. No olvidemos que este fue esclavo en la Roma Imperial, y que fue liberado por uno de sus dueños. Cuando Epicteto nos habla de terminar “en la bodega del barco encadenado por el cuello y los tobillos como una oveja” lo hace de forma absolutamente literal. En una sociedad donde no existe ningún tipo de soporte social para los desafortunados, Epicteto tiene muy claro que sea Esclavo o Liberto debe estar atento a sus obligaciones y ser negligente en ese aspecto tiene consecuencias graves. 

Mi padre lleva años haciendo de voluntario en una ONG que presta ayuda a personas que se encuentran viviendo en la calle. Que lo han perdido todo. Muchos cuentan que hasta hacia poco tiempo su vida era normal, cómo lo puede ser la nuestra. Tenían un trabajo, familia y amigos, un techo bajo el que dormir. Algo que nos puede parecer trivial, mientras nos preocupamos por el color de las cortinas o de cambiar el aparato de aire acondicionado. Para Epicteto, estaba claro que cuando el capitán hace su llamada debemos atender. No descuidar en su momento aquello que nos hace felices y amamos, nos puede llevar a perderlo. 

Prestar atención y tener claras las prioridades en todo momento. Creo que ese es el mensaje de Epicteto