Reseña del libro “El efecto checklist. Cómo una simple lista de comprobación elimina errores y salva vidas” de Atul Gawande

Libro "El efecto Checklist" de Atul Gawande

Nunca hubiera pensado que disfrutaría tanto con un libro sobre listas de comprobación (checklists).

Gracias a los episodios 33 y 34 de “The Tim Ferriss Show” descubrí el libro que os quiero recomendar. Quizás no sabes quién es Tim Ferriss (entonces no eres un auténtico zetatester ;-P), ni el tipo al que entrevistó, pero cuando dos cracks recomiendan con tanta convicción un libro, vale la pena darle una oportunidad.

Me compré el “El efecto Checklist” (en realidad la versión en inglés), y me enganché desde la primera página, en la misma introducción.
El autor, Atul Gawande, es un reconocido cirujano que además tiene el don de saber escribir. Combina de forma magistral el arte de contar historias y acontecimientos relevantes con los conceptos que quiere comunicar. Soy de los que cree profundamente que en el siglo XXI, un buen comunicador debe saber entretener a la vez que hace que aprendan cosas nuevas los que escuchan (o leen). El señor Gawande es un maestro en hacerlo.

A priori, no parece muy emocionante ni revelador. Todos hemos usado una checklist alguna vez. Las listas de comprobación son bastante aburridas y parece que deban ser para personas con poca experiencia en un campo concreto. Nada más lejos de la realidad.

Atul Gawande nos cuenta cómo de importantes son las checklists en el ámbito de la cirugía, la construcción o la aviación … y de hecho, en cualquier otro ámbito humano. Normalmente las checklists son rechazadas o vistas como algo demasiado simple. La realidad es que las checklists ayudan a salvar muchas vidas o evitar pérdidas millonarias en empresas de inversión.

La cuestión es que nuestro mundo se ha vuelto muy complejo, el volumen de conocimiento actual nos supera en muchos casos y las personas cometemos errores, independientemente de los años de experiencia que llevamos encima. Las situaciones críticas, la fatiga o las emociones nos pueden jugar malas pasadas a todos. Las checklists se presentan como una herramienta para evitar de forma sistemática errores que pueden causar grandes agravios. En el mundo de la aviación hace décadas que hacen uso y gracias a ello se han salvado miles de vidas.

El mismo autor nos avisa de que las checklists tampoco son la solución a todos los problemas. En realidad son una excusa para iniciar procesos de cambio y mejora en las organizaciones. Una buena checklist debe construirse entre varios miembros de un equipo. También se ha de probar y refinar hasta que sea óptima. Finalmente, cada cierto tiempo hay que revisar cada checklist para hacer los cambios necesarios.

A mí me ha convencido y pienso utilizar listas de comprobación en muchos ámbitos de mi vida, tanto personal como profesional. La cabeza ya me hierve con ideas a probar con checklists.

El autor explica en el libro su periplo para conseguir que se utilizara una checklist para intervenciones quirúrgicas en todo el mundo. En un programa impulsado por la Organización Mundial de la Salud, lograron que muchos países adoptaran y adaptaran esta checklist para hacer operaciones. En una encuesta anónima que hicieron los participantes de las primeras pruebas piloto, donde la mayoría eran escépticos al empezar, un 80% reconocieron que la checklist había mejorado la seguridad del paciente.

Después hicieron otra pregunta: “Si te hubieran que operar, ¿te gustaría que se usara una checklist?” Un 93% de los encuestados respondió afirmativamente.

***

Os dejamos el enlace de afiliado a Amazon.es al libro…

[Libro]El efecto Checklist: Cómo una simple lista de comprobación elimina errores y salva vidas de Atul Gawande.

Portada del libro "El efecto Checklist" de Atul Gawande

Os recordamos que podréis encontrar todos los libros Delicatessen que hemos comentado hasta la fecha en http://zetatesters.com/recomendamos/

Delicatessen: “¿Eres imprescindible?” de Seth Godin (Libro)

Portada del libro Linchpin, ¿Eres imprescindible? Seth Godin

Nadie es imprescindible.

Seguro que lo has oído decenas de veces. Quizá es cierto pero hay personas que marcan la diferencia, y mucho. Cuando una de estas personas se va de una organización, deja un hueco enorme.

La versión original del libro “¿Eres imprescindible?” se titula “Linchpin. Are you indispensable?“. Un linchpin es una pequeña pieza que se usa para que una rueda no caiga de su eje, no es una pieza muy glamurosa pero es indispensable. Si se rompe se va a tomar por saco un carruaje, por ejemplo. Podrás buscar un reemplazo pero hasta que lo encuentres estarás jodido.

Si has escuchado alguno de nuestros episodios del podcast, sabrás que somos bastante fans de Tim Ferriss. Pues hay algo mejor que leer a Tim Ferriss… Leer a Tim Ferriss y a Seth Godin 🙂

Seth Godin es un experto en marketing conocido mundialmente por sus libros. Ha escrito entre otros: Tribus, La vaca púrpura, El marketing del permiso, Salir del abismo

Siempre que leo a Seth Godin acabo con ganas de comerme el mundo, de hacer las cosas de forma distinta, de intentar aportar el máximo valor en lo que hago

Godin tiene un estilo llano y directo, no se anda con medias tintas. Es capaz de motivarte pero también de que te sientas un poco culpable. Recuerdo una vez que comentó algo de que si echas una siesta o te distraes con Twitter no das lo mejor de ti, ni haces cosas para entregar… Estuve bastante tiempo sintiéndome mal cada vez que echaba una siesta, a veces no podía ni dormirme.

Pero me encanta leer a Seth Godin, de él aprendí hace años cosas que ahora me parecen tan obvias como que gracias a Internet no hay que pedir permiso a nadie para hacerte oír con un libro, un podcast, un canal de YouTube…

Sobre “¿Eres imprescindible?”, este es la sinopsis del libro:

La entrada en el mundo digital y la muerte de la industria han permitido que surja una nueva figura, la de los linchpins, gente capaz de convertir su conocimiento y experiencia en el epicentro de su empresa, vida y seguidores. Personas capaces de dar sentido a su trabajo y a sus obras, de convertir el caos en orden, de motivar al resto, de conseguir que las cosas ocurran. En definitiva, de ser imprescindibles.

Este libro no te dice que dejes tu trabajo, pero te reta a que repienses cómo haces tu trabajo. Godin te anima a que des lo mejor de ti, que tengas una actitud proactiva, que conectes las personas y sepas liderarlas teniendo en cuenta sus emociones…

De todos los capítulos que tiene el libro, voy a comentar tres que me llamaron la atención.

La resistencia

Godin remarca la importancia de entregar (ship) que consiste en acabar lo que empezamos y en conectar nuestro trabajo con el mundo. Muy en la línea de lo que comentamos en el episodio 6 sobre proyectos personales: que haya un producto que lo vean o usen más personas.

Algunos ejemplos que pone Godin de shipping son…

  • Cuando publicas un artículo en tu blog.
  • Hacer una presentación al equipo de ventas.
  • Vender magdalenas 🙂

De hecho, decidí hacer el reto de publicar una entrada cada día de octubre (#blogtubre) en parte inspirado por el rollo “Ship it!” de Seth Godin.

Godin explica cómo nuestra parte más antigua de nuestra mente, el cerebro reptiliano, es la mayor resistencia para dar lo mejor de nosotros. El cerebro reptiliano no quiere que llames la atención, quiere sobrevivir, que no es sinónimo de éxito. Es el que te paraliza con miedos que te impiden mejorar.

No hay mapa

La mayoría de veces nos dicen lo que tenemos que hacer. En el sistema educativo tradicional los aprendizajes son muy dirigidos. Te dicen lo que tienes que aprender, cuando tienes que aprenderlo, cómo vas a aprenderlo y la forma en que comprobarán si los has aprendido (con exámenes, habitualmente).

En muchos puestos de trabajo ocurre algo parecido: hay que hacer esto, aquí lo hacemos así o asá. Pero tal como dice Godin:

“Si tienes un trabajo en el que alguien te dice lo siguiente que hay que hacer, has perdido la oportunidad de crear valor”.

Un linchpin no espera que le den un mapa, él lo crea para sí mismo y para los demás.

Para liderar no hay una guía paso a paso. Tampoco para escribir o para hacer arte. Si hubiera un mapa, ya no sería arte, porque el arte es el acto de navegar sin un mapa.

La cultura de la conexión

En este breve capítulo, Godin nos cuenta lo importante que es conectar con las personas. El linchpin no puede tener éxito aislado. Uno de sus puntos fuertes consiste en saber conectar con la gente y saber conectar a las personas entre sí.

Godin afirma que es más difícil reemplazar alguien con muy buenas relaciones con clientes que alguien que sólo destaca por sus conocimientos.

También critica las empresas y personas que “leen el guión” de forma impersonal, como los teleoperadores que nos abruman con ofertas que no queremos. Cuando alguien comunica de forma genuina tiene mucho ganado.

Delicatessen: “La semana laboral de 4 horas” de Tim Ferriss (Libro)

Zetatesters disfrutando de "La semana laboral de 4 horas" de Tim Ferriss

Si escuchas nuestro podcast, sabrás que cada semana recomendamos un gran libro en la sección Delicatessen.

En el primer episodio hablamos de “La semana laboral de 4 horas” de Tim Ferriss, un libro que normalmente no deja indiferente.

En Delicatessen no hacemos reseñas al uso de cada libro, simplemente comentamos aspectos que nos llaman la atención. En esta entrada citaremos algunos puntos de los que hablamos en el primer episodio así como otros aspectos que no comentamos por falta de tiempo.

Si has leído el libro, nos gustaría que nos cuentes qué te ha parecido o los temas que más te han marcado. Deja un comentario en esta entrada o empieza la conversación en Twitter (estamos como @zetatesters). También puedes escribirnos a somos[una_arroba]zetatesters.com.

Si te decides a leerlo, coméntanos también lo que quieras mientras lo lees por cualquiera de los medios anteriores.

Vamos con nuestros comentarios caóticos de “La semana laboral de 4 horas” del gran Tim Ferriss.

El libro fue publicado el año 2007 y el mismo autor nos cuenta que fue rechazado por 26 editores. Primera lección: si crees que tu producto es bueno, insiste hasta que lo logres. Dicho de otro modo: supera el rechazo insistiendo.

“La semana laboral de 4 horas” es un título tramposo. Si crees que vas a lograr mantener o mejorar tu nivel adquisitivo sólo trabajando 4 horas a la semana este libro te va a decepcionar. Quizá un porcentaje minúsculo logra hacerlo siguiendo los consejos del libro. Para nosotros, el mérito de este libro es cómo consigue hacernos replantear lo que hemos hecho hasta ahora y qué objetivos queremos realmente.

Además, como dijo Confucio:

“Encuentra un trabajo que te guste y no volverás a trabajar ni un sólo día de tu vida.”

Es decir, si realmente nos apasiona lo que hacemos, no nos va a importar trabajar veinte, treinta, cuarenta o las horas que sea a la semana. El mismo Tim Ferriss está metido en mil líos pero son líos que le encantan: su blog, sus libros, su programa de TV, sus inversiones…

El libro está dividido en cuatro grandes apartados.

  1. Definición
  2. Eliminación
  3. Automatización
  4. Liberación

Que conste que leímos la versión en inglés. Quizá hay algún apartado con un nombre distinto.

1. Definición

Lo primero es definir tus objetivos. ¿Qué quieres hacer realmente? Da igual si ahora mismo parece muy complicado. Debes plantearte si lo que has logrado era porque ibas en piloto automático o porque eran las metas auténticas que deseabas.

Más ideas que nos gustan de esta sección:

  • Nuestra cultura tiende a recompensar el sacrificio personal sobre la productividad personal. Céntrate en ser productivo en vez de en estar ocupado.
  • Ingresos relativos. Divide lo que ganas por el número de horas que trabajas. Quizá cobras más al año en un trabajo de 12 horas al día que en uno de 8h. Pero al calcular los ingresos relativos, es probable que el segundo gane más por hora. Además, tendrás más tiempo para dedicar a lo que te gusta.
  • Sobre el miedo. La mayoría de la gente elige infelicidad sobre incerteza.
    • Define el peor escenario, acéptalo y hazlo.
    • Lo que más miedo nos da es normalmente lo que más necesitamos hacer.
    • Haz cada día algo que te dé un poco de miedo.

Tim Ferriss animaba a sus estudiantes de universidad a contactar con personas importantes. Muchos lo conseguían y se sorprendían de lo relativamente fácil que resultaba. Ferriss les daba consejos para entrarles con buen pie.

“El éxito se mide por el número de conversaciones incómodas que deseas tener”

En esta sección hay una magnífica cita sobre perseverancia que creemos que está muy en la línea de lo que significa ser un buen zetatester:

"Lo intentaste. Fracasaste. No importa. Inténtalo de nuevo. Fracasa otra vez. Fracasa mejor" Samuel Beckett

2. Eliminación

Lo que haces es infinitamente más importante que cómo lo haces. La eficiencia importa pero es inútil cuando no se aplica a lo que toca.

Ley de Pareto (Principio 80/20)

El 80% de las salidas vienen del 20% de las entradas.

¿Qué 20% de cosas causa el 80% de tus problemas?

¿Qué 20% de cosas causa el 80% de tu felicidad?

Tim Ferriss nos aconseja que nos quitemos de encima los clientes malos. Nos hacen perder tiempo. No se trata de tener muchos clientes. Se trata de maximizar los ingresos minimizando el esfuerzo.

La mayoría de cosas no marcan la diferencia. Hay que ser selectivo, hacer menos, este es el camino de los realmente productivos.

Céntrate en lo poco que es importante e IGNORA el resto. La falta de tiempo es en realidad una falta de prioridades.

Ley de Parkinson

Una tarea tiende a gastar todo el tiempo que tiene asignado. Si te dan un mes para preparar una presentación, vas a gastarlo. Si te dan tres días para hacer la misma presentación, los gastarás y la preparás igual.

¡Hay que ponerse plazos cortos!

Define listas de cosas a hacer pero también listas de cosas que NO HAY QUE HACER.

La dieta baja en información

¿Qué es lo que consume la información? La información consume la atención de sus receptores. Por tanto, un exceso de información crea una escasez de atención.

Es imperativo aprender a ignorar o redirigir todas la información e interrupciones que son irrelevantes, no importantes o no accionables.

3. Automatización

En este capítulo descubrimos los asistentes virtuales (Virtual Assistants o V.A.). Personas que podemos contratar virtualmente para que nos hagan tareas administrativas o de gestión y que nos quitan tiempo para dedicar a nuestros proyectos.

No se trata de trabajar más duro. Se trata de crear un sistema para reemplazarte a ti mismo.

¿Por qué contratar un asistente virtual? Seguro que eso de pagar a otra persona para que haga algo que tú mismo puedes hacer no te acaba de convencer… Porque el objetivo es liberar tiempo para centrarse en mayores y mejores causas.

Esto me recuerda al refrán que dice algo así como “El mayor impedimento para hacerse rico es el trabajo”.

Para generar ingresos de forma automática nos recomienda UNO O MÁS PRODUCTOS PARA VENDER. Huye de los servicios porque te esclavizan, es lo mismo que un empleo, te pagan por horas. Los servicios no son escalables.

El producto que vendas no tienes porque crearlo tu. Hay varias formas de las que hablaremos un poco más abajo.

El objetivo consiste en crear un vehículo automático para generar ingresos sin consumir tiempo. Ferriss nos habla de ingresos pasivos sin usar el término.

Elige un nicho alcanzable

¿Crear un producto y luego buscar clientes?

ERROOOOOOR.

¿Encontrar un mercado y crear un producto para la gente de ese mercado?

ACIEEEEEERTOO.

Es mejor ser un pez grande en un estanque pequeño que un pez pequeño y poco definido en un estanque grande. Para muestra, Chromecasteando, el blog que tengo sobre Chromecast. Es un nicho alcanzable, es específico y no hay nadie más que lo haga en castellano. Eso me ha permitido posicionarme muy bien y sacar algunos eurillos al mes de ingresos pasivos (junto con el libro que publiqué).

Las tres formas de obtener ingresos pasivos con productos que propone Ferriss son:

  1. Revender un producto.
  2. Licenciar un producto.
  3. Crear un producto.

En zetatesters nos quedamos con lo de crear un producto, definitivamente. Nos queremos centrar en la creación de infoproductos que aporten valor y acaben generando ingresos pasivos. Al ser productos digitales, son escalables, tener 10.000 pedidos semanales no supone mucha más inversión en recursos y dinero que 10 pedidos semanales.

4. Liberación

Trabaja DÓNDE y CUÁNDO quieras pero haz tu trabajo.

La mayoría de la gente no tiene la suerte de que lo despidan y tiene una muerte espiritual lenta a lo largo de los 30-40 años en los que tolera la mediocridad.

¡Toma ya!

¿La fórmula para el éxito? Muy simple: dobla tu porcentaje de fracasos.


Si compráis el libro a través de los siguientes enlaces a Amazon, nos llevamos una pequeña comisión para mantener el podcast y a vosotros no os cuesta más caro. ¡Gracias!

Amazon.es: “La semana laboral de 4 horas”, Tim Ferriss (Tapa blanda)

Amazon.com: