ZT 09 Infoxicación, adicción al móvil y “Enganchado” de Nir Eyal

Infoxicación, adicción al móvil y "Enganchado" de Nir Eyal

“En un mundo rico en información, la abundancia de información implica la escasez de alguna otra cosa, la escasez de aquello que la información consume. Y lo que consume la información es muy obvio: la atención de sus destinatarios. Luego la abundancia de información crea pobreza de atención.” Herbert Alexander Simon, premio Nobel de Economía en 1978.

En este noveno episodio hablamos de infoxicación, es decir, de intoxicación por exceso de información y también de adicción al móvil, algo que quizá os afecte directamente o indirectamente a través de algún familiar o amigo.

Infoxicación

Os recomendamos la lectura del artículo Contra la infoxicación, una dieta baja en información.

Hemos hablado y contado alguna historia personal de cuando éramos especiales con la tecnología y cómo ha cambiado el patio. Ahora lo original es no usar smartphone.

Algunas ideas que hemos comentado:

  1. La dieta baja en información propuesta por Tim Ferriss.
  2. La multitarea en humanos es un mito. (John Medina, entre otros, lo dice en “Exprime tus neuronas”).
  3. Emprendedores de Silicon Valley llevan a sus hijos a escuelas Montessori sin tecnología.

Adicción al móvil

En este apartado hemos hablado de lo que escribimos en el artículo ¿Adicto al móvil? 7 pasos para empezar a desintoxicarse del móvil.

  • Paso 1. Reconoce que eres adicto al móvil (y dilo a los demás)
  • Paso 2. Detecta las apps que más te enganchan
  • Paso 3. Reflexiona sobre el uso que haces de las apps
  • Paso 4. Desactiva TODAS las notificaciones
  • Paso 5. Establece límites de uso
    • Evita el patrón de una adicción
    • Ponte objetivos Blanco y Negro
    • Usa una app para limitar el uso del móvil
  • Paso 6. Modifica tus hábitos de consumo de información.
  • Paso 7. Vacía tu mente de vez en cuando.

Somos zetatesters

Jeroen Sangers se venga de nosotros, porque tiene demasiados libros para leer por culpa nuestra y nos recomienda el libro Esencialismo. Logra el máximo de resultados con el mínimo de esfuerzo de Greg McKeown.

David Solsona se ha puesto al día con el podcast y ahora podrá trabajar.

Daniel Julià nos recomienda la app QualityTime y coincide con Carles en la falta de contenidos de calidad.

Gerard Farràs añade al artículo de Carles sobre la infoxicación que nos concentremos también en la producción no sólo en el consumo de información

A Javier Moreno le gustó el episodio 07 sobre generalistas / especialistas.

Jordi Sánchez, antiguo colaborador de mossegalapoma, ha descubierto zetatesters.

Iván nos dice que hablemos en un episodio sobre cómo lidiar con compañeros de trabajo tóxicos. ¡Vaya jardín!

Leonardo Castillo nos manda una foto de Bariloche, Argentina, desde donde nos escucha y nos dice que ha lanzado un reto a un amigo que tampoco se puede comentar.

Bariloche, Argentina

Bariloche, Argentina

Inge dice que le ha gustado el blog y se queda con nosotros, pero estamos pendientes de saber si nos ha escuchado.

Queremos daros un pequeño toque de atención, de buen rollo, a vosotros, oyentes zetatesters: ¡ESCRIBIDNOS! Enviadnos mensajes aportando vuestro punto de vista sobre los temas que tratamos. Haced sugerencias, pasadnos recursos relacionados, poned en duda lo que decimos, decidnos que Carles pare de contar chistes malos o que Marc no se repita como el ajo…
Si os da pereza escribir, enviadnos una nota de voz grabada con el móvil. Le dais a compartir y lo enviáis por correo electrónico a somos (a r r o b a) zetatesters.com

Delicatessen: “Enganchado” de Nir Eyal

Hooked (enganchado) de Nir EyalEl título completo es “Enganchado: Cómo Construir Productos y Servicios Exitosos que Formen Hábitos”. Muy recomendable para personas que crean contenidos, servicios o productos tecnológicos.

Algunas de las ideas que hemos comentado…

  • Nuestras acciones con los productos que usamos han sido cuidadosamente diseñadas. Un par de ejemplos:
    • Scroll infinito de Pinterest.
    • Post Play de Netflix.
  • Ciclo de un hábito: Señal, Acción, Recompensa Variable, Inversión.
  • Para que nuevos comportamientos arraiguen de verdad, deben ocurrir a menudo.
  • El “engagement” frecuente con un producto en períodos de tiempo cortos aumenta la probabilidad de formar nuevas rutinas.
    • Podcast Entrepreneur On Fire (cada día!)
    • El amigo Benjamí afirma que la periodicidad es una cosa de los medios tradicionales, en los blogs no hace falta publicar cada cierto tiempo. Tiene parte de razón pero creo que engancharás más a tu audiencia si les das “droja” de la buena con frecuencia.
  • Tiene un capítulo dedicado al caso de estudio de una app de la Biblia que triunfó como la Coca Cola y factura millones de dólares aplicando las triquiñuelas del libro para formar hábitos con su app.

Como siempre, podéis comprar el libro en Amazon a través de nuestro enlace de afiliados. No os costará más y recibiremos una pequeña comisión.

Hooked: How to Build Habit-Forming Products

No ponemos la versión en castellano porque las reseñas de Amazon dicen que la traducción es muy mala.

Turno de acciones

Para esta semana tenemos más retos. Como siempre, no tenéis porque hacerlos todos. Más vale uno bien logrado que varios a medias…

  1. Escribid 10 ideas cada día (ejercicio propuesto por James Altucher en El poder del NO: Porque una pequeña palabra puede brindarte salud, abundancia y felicidad).
  2. Haced un minuto o dos de meditación en la ducha, cada día.
  3. Instalad una app que os ayude a reducir la adicción al móvil (Checky, QualityTime…)

La próxima semana trataremos el tema de la procrastinación o el arte de aplazar las cosas que tenemos que hacer.

¿Adicto al móvil? 7 pasos para empezar a desintoxicarse del smartphone

Mujer en bicicleta mirando el móvil

Foto de Pixel Addict

Hola, me llamo Carles y soy adicto al móvil.

Intentaré aplicar lo que sé sobre psicología del comportamiento y productividad para dejar de ser un yonqui del móvil. Espero que me funcione y que, al compartirlo, otras personas también puedan desintoxicarse.

Me gustaría que cada uno de vosotros aporte su granito de arena y me ayudéis (y ayudéis a otros) contando vuestras estrategias, trucos, lo que os funciona y lo que no.

Mis sugerencias están basadas en mi experiencia personal, no significa que funcionen para todos. Por eso me gustaría recibir feedback vuestro y que se genere debate sobre la utilidad de lo que propongo.

Paso 1. Reconoce que eres adicto al móvil

¿Cuáles de las siguientes situaciones te ocurren con frecuencia?

  • Consultas el móvil justo o poco después de despertarte por la mañana.
  • Consultas el móvil justo o poco antes de acostarte por la noche.
  • Miras la pantalla del móvil caminando por la calle, yendo en bicicleta, patines…
  • Miras la pantalla del móvil conduciendo.
  • Usas el móvil cuando hay otras personas contigo.
  • Tienes un impulso muy fuerte de usar el móvil cuando tienes que esperar, aunque sean unos segundos.

Checky app - Adicción al móvilSi te pasan la mayoría de situaciones descritas probablemente eres adicto al móvil. Dicen que eres adicto al smartphone si lo usas más de 60 veces al día.

Instala una aplicación como Checky (iOS, Android) para saber cuántas veces desbloqueas el móvil al día.

Checky te notifica cada día a las 12h del mediodía el número de veces que usaste el móvil el día anterior. También puedes ver cuántas veces llevas hasta el momento del día así como los días anteriores (guarda hasta ocho días seguidos).

Paso 2. Detecta las apps que más te enganchan

QualityTime app: Control de uso del móvil

QualityTime (Android app)

Checky te dirá cuántas veces has desbloqueado el móvil cada día pero no te dirá qué apps has usado. Para eso hay otras apps como QualityTime.

QualityTime te dirá las apps que usas y el tiempo que destinas a cada una de ellas, diariamente y semanalmente. También verás los períodos de tiempo que estás sin usar el móvil (deberían ser largos).

Esta app está sólo para Android y tiene más funciones útiles para regular la adicción al móvil. Para iOS una alternativa es Moment, no te dirá que apps has usado pero si el tiempo total. Si sabéis de una app para iOS que haga lo mismo que QualityTime, dejad un comentario, por favor.

Paso 3. Reflexiona sobre el uso que haces de las apps

Una vez detectes las apps que más usas, párate a pensar por qué las usas tanto, sobre todo si es en exceso.

Normalmente el aburrimiento es una de las principales causas para usar el móvil. Otras causas pueden ser: el sentimiento de soledad, la necesidad de ser reconocido, querer controlar otras personas, superar retos (con videojuegos, por ejemplo)…

Dedica un rato a reflexionar posibles razones del abuso que haces de ciertas apps. Quizá se aplique la frase “Dime de qué abusas y te diré de lo que careces“.

Paso 4. Desactiva TODAS las notificaciones

Sí, lo has leído bien. Tienes que desactivar todas las notificaciones de tu móvil. Si no lo haces, le estás dando permiso a otras personas y apps para interrumpirte siempre que les apetezca.

Con las notificaciones siempre estamos reaccionando: dejamos de hacer lo que hacíamos, perdemos concentración, ignoramos a personas que están a nuestro lado…

Hay que cambiar hábitos y en vez de mirar el móvil cada vez que vibra o suena con una notificación tenemos que programar períodos de uso en los que abriremos las apps que seguramente tendrán novedades como Facebook, WhatsApp, Twitter…

Que conste que esto de desactivar todas las notificaciones no lo sólo digo yo, lo dicen expertos en productividad desde hace tiempo.

Paso 5. Establece límites de uso

Desactivar todas las notificaciones no ayuda mucho si miramos constantemente las apps del móvil. Esto me pasó, no tenía notificaciones pero consultaba Twitter, Google+ y el correo electrónico varias veces por hora.

Tim Ferriss recomienda evitar los “derrochadores de tiempo” en “La semana laboral de 4 horas“. Como el libro fue escrito en 2006 nos dice que limitemos el consumo de correo electrónico, que era la mayor distracción digital de la época. Ahora serían las redes sociales y las continuas notificaciones de las apps móviles.

Ferriss recomendaba cambiar la consulta impulsiva y frecuente del correo por tres o cuatro momentos planificados durante el día para leer y contestar mensajes. Preferiblemente dejando libre las primeras horas de la mañana para centrarnos en tareas importantes.

Limitar el uso de móvil y correo

 

Evita el patrón de una adicción

Este gráfico me recordó el patrón de adicción de unos ratones adictos al chocolate. Lo descubrí en la charla de Cedric Notredam en TEDxBarcelonaScience. Notredam nos mostró el patrón de comida de un ratón normal: cada cierto tiempo el ratón comía por las noches (son animales nocturnos). Los espacios entre comidas estaban bastante bien repartidos y duraban cierto tiempo. Hasta que le pusieron al ratón barra libre de chocolate… Entonces empezó a comer también durante el día, comidas breves y frecuentes, sin un patrón coherente. Era el principio de una adicción.

Patrón de adicción al chocolate de un ratón

Derecha: patrón normal de comidas. Izquierda: patrón adictivo.

¿Qué eres: una persona o un ratón?

Es importante tomar conciencia de que la consulta compulsiva y sin criterio es un signo de adicción. Para contrarrestarlo, tenemos que programar momentos planificados para usar de forma controlada el móvil, tal como sugiere Ferriss o como hacía el ratón no adicto.

Ponte objetivos Blanco y Negro

En “Cambia el chip: Cómo afrontar cambios que parecen imposibles” los hermanos Heath nos hablan de los “objetivos Blanco y Negro”: aquellos que no dejan espacio para la ambigüedad. “Voy a ponerme a dieta” no es un objetivo B/N. “No comeré embutidos” sí lo es.

De momento, me he marcado los siguientes objetivos B/N:

  1. Dejaré pasar al menos una hora desde que me despierto hasta que uso el móvil.
  2. No usaré el móvil justo antes de ir a dormir (cuando estoy en la cama).

Llevo nueve días y lo he cumplido siempre. Mi récord fueron tres horas desde que me despierto hasta que miro el teléfono. Por la noche, pongo la alarma del móvil en el comedor, lo pongo en modo avión y luego me pongo a leer un libro en la cama.

Progresivamente iré añadiendo más objetivos B/N como:

  1. No usar el móvil si estoy con otras personas.
  2. Reprimir los dos primeros impulsos de consultar el móvil.

Usa una app para limitar el uso del móvil

Apps como QualityTime permiten configurar alertas como:

  • Alerta de tiempo de uso (por ejemplo al llegar a las 2 horas).
  • Límite de desbloqueos (por ejemplo al llegar a las 40 veces).

QualityTime también permite crear períodos de descanso en los que no podremos usar ninguna app salvo las que hayamos configurado previamente.

Por ejemplo, podrías crear un período llamado “Tiempo en familia” en la que sólo permites la app YouTube por si queréis ver algún vídeo juntos. O un período “No molestar” en la que desactivas el uso de cualquier app y notificación. QualityTime captura las notificaciones en silencio para que las puedas ver cuando acabe el período de descanso.

Paso 6. Modifica tus hábitos de consumo de información

Adicto al móvil es sinónimo de adicto a la información, ya sea rigurosa y útil o de chorradas que comparte la gente por WhatsApp o Facebook. También es sinónimo de adicto a la interacción social.

En mi caso estoy cambiando el hábito de consumo de la siguiente forma. Teniendo en cuenta el ciclo de un hábito que explica Charles Duhigg en “El poder de los hábitos” esto es lo que hacía normalmente:

  • Señal: Aburrimiento.
  • Rutina: Mirar en el móvil Twitter, Google+, Correo…
  • Recompensa: Entretenerse con información o interacción social.

Ahora, algunas veces, cambio la rutina por: “Leer un libro”. Sigo saciando mi sed de información nueva pero de una forma más controlada y sin distracciones (leo en formato papel).

Como resumió Gerard Farràs en Twitter: menos pantallas y más libros. El mismo Gerard sugirió que es bueno centrarse en la producción de contenidos en vez de sólo en el consumo. No puedo estar más de acuerdo. Como dicen en inglés hay que pasar de “consumer” a “prosumer” (producer + consumer).

En este sentido, vuelvo a usar bastante más las libretas convencionales para anotar ideas. Normalmente lo apuntaba todo con Google Keep pero entonces volvía a abusar del móvil.

Uso libretas Moleskine y curiosamente tienen casi la misma forma y tamaño que mi móvil así que intento sustituir el ir con el móvil en la mano por ir con la libreta en la mano, la sensación es similar.

Paso 7. Vacía tu mente de vez en cuando

La siguiente imagen ilustra con gracia por qué los perros son mucho más felices que nosotros…

Viñeta

En inglés el juego de palabras es Mind Full (Mente llena) o Mindful (Consciente).

Prueba a salir de casa sin el móvil, por ejemplo para dar un paseo. O un domingo de excursión. El hecho de no tenerlo hará que no pienses tanto en él aunque quizá tengas impulsos debido a tu adicción.

Practica meditación, aunque sea de estar por casa. Sólo necesitas unos pocos minutos y un sitio tranquilo. Cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. También puedes intentar ser consciente de tu entorno a través de los sonidos, del aire y los olores que te rodean.

Un lugar para hacer minimeditaciones caseras es el baño. Dedica un minuto o dos para estar bajo la ducha sin moverte. Concéntrate en el ruido del agua y en los sitios que pasa por tu cuerpo. Es una fantástica forma de empezar el día, vaciar tu mente mientras te relajas. Yo llevo nueve días haciéndolo y creo que lo acabaré incorporando como hábito.

Contra la infoxicación, una dieta baja en información

Hombre usando smartphone

Foto de M. Janicki

Una noche del año 2000 salí a cenar con un par de amigos geeks.

En aquella época la gente tenía Internet en casa pero no en los móviles. Yo trabajaba en la universidad y me habían dejado un PDA Compaq con… ¡pantalla táctil y en color! Ahora parece una chorrada pero entonces era lo más, te lo aseguro.

- ¿Probamos a conectar el PDA a Internet a través del móvil? – sugirió alguien.

Resulta que tanto el PDA como uno de los móviles tenían puerto infrarrojos. Los pusimos uno al lado del otro y los configuramos para poder visitar webs desde el PDA. Repito que entonces era algo muy insólito.

Estábamos esperando el segundo plato cuando conseguimos configurarlo todo correctamente.

- Ya está. ¡Estamos conectados a Internet desde un restaurante!
- Sí, ¡y con pantalla en color!

Nos sentimos muy especiales. Nos sentimos los reyes del mambo. Alguien dijo que seguramente éramos los únicos, o de los pocos, en aquel momento en toda Barcelona que estabamos haciendo algo así.

***

Hubo un tiempo en el que casi nadie tenía smartphone. Yo era de los pocos que tenía uno, tenía pantalla táctil de color, navegador web, apps nativas… No existía el iPhone ni Android.

Cuando iba en metro era el único que usaba smartphone. Creo recordar que casi nadie usaba el móvil, quizá para leer o enviar SMS pero no era un uso muy continuado.

Yo pensaba: “No saben lo que se pierden”, confieso que en plan un poco sobradillo.

Ahora lo original es no usar el smartphone

Diez años después ya no me siento especial cuando uso el móvil en el metro. Ni me siento el rey del mambo cuando miro Twitter en un bar de menús… Me siento como uno más del montón…

Como decía Mark Twain:

Cada vez que se encuentre usted del lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar.

Así que hace tiempo que reflexiono sobre el uso de smartphones en nuestras vidas.

De hecho, hace tiempo que me di cuenta de que soy un yonqui del móvil.

Quizá tu también. Muchas personas están como yo, completamente enganchados a su smartphone. Lo llevamos encima todo el día, duerme a nuestro lado. Es lo primero que miramos al despertarnos y lo último antes de acostarnos. Lo usamos cuando vamos al baño, cuando viajamos en transporte público, cuando esperamos…

Tim Ferriss al rescate: La dieta baja en información

Hoy en día el bombardeo de información que sufrimos es muy pero que muy grande. Hasta hace pocos años, la mayoría de la información venía de los grandes medios tradicionales: prensa, radio, televisión… Ahora encima se añaden redes sociales, blogs, podcasts, YouTube, WhatsApp…

Estamos infoxicados. Esta palabra está muy manida pero lo define perfectamente: intoxicación por información.

Tenemos que ser muy selectos con la información que consumimos. Tal como dijo Herbert Alexander Simon, premio Nobel de Economía en 1978:

“En un mundo rico en información, la abundancia de información implica la escasez de alguna otra cosa, la escasez de aquello que la información consume. Y lo que consume la información es muy obvio: la atención de sus destinatarios. Luego la abundancia de información crea pobreza de atención.”

Estamos hiperconectados con el mundo pero infraconectados con las personas que tenemos cerca. ¿Os suena la escena de un grupo de varias personas en un mismo lugar todas mirando las pantallas de sus móviles?

Cuando ves que tienes unos kilos de más te pones a dieta, ¿verdad? Pues ante un exceso de información, Tim Ferriss nos sugiere en su libro “La semana laboral de 4 horas” que hagamos una dieta baja en información.

Es imperativo aprender a ignorar o redirigir todas la información e interrupciones que son irrelevantes, no importantes o no accionables.

Ferriss cuenta lo bien que le fue dejar de ver las noticias de la televisión, radio o prensa y nos anima a hacer lo mismo. Yo hace años que no sigo los medios tradicionales. Soy muy feliz y me acabo enterando igualmente de lo más gordo que pasa. Todo ese tiempo que no consumes medios tradicionales puedes usarlo para hacer acciones que te acerquen a tus objetivos vitales.

La misma idea hay que aplicarla también con Internet. Nadie dice que sea fácil pero es necesario para evitar distracciones. En el mundo digital, acumular cosas no supone problema de espacio ni de dinero pero igualmente deberíamos curarnos del Síndrome de Diógenes Digital.

Al final todo se reduce a si tú dominas la tecnología o la tecnología te domina a ti. Cualquier herramienta se puede volver en nuestra contra. Hay que tomar conciencia y elegir la mejora forma de sacarle partido sin que nos domine. Un buen ejemplo es el artículo de Tim Ferriss How to Use Twitter Without Twitter Owning You – 5 Tips.

***

En un próximo artículo hablaré sobre cómo dejar de ser un adicto al móvil, algo que yo mismo estoy intentando desde hace una semana (reto que anuncié en el episodio 8: Saber decir no).

ZT 08 Saber decir no y “Exprime tus neuronas” de John Medina

Saber decir NO y "Exprime tus neuronas" de John Medina

“Las personas que dan tienen que poner límites porque las personas que toman raramente lo hacen”, Henry Ford.

- Anda que no hizo dinero el Henry este fabricando coches…

-Pues anda que su hermano Roque con los quesos…

Con este chiste malo estrenamos las notas del octavo episodio de zetatesters. Es que Carles Caño se ha olvidado de comentarlo en el programa y no se ha podido resistir al escribir las shownotes.

Por cierto, Carles ha acabado el reto #Blogtubre. Podéis leer más al respecto en Reflexiones sobre el reto #Blogtubre de publicar a diario durante un mes.

Saber decir no

Hablamos del “NO emocional” refiriéndonos a aquellos noes que tenemos que dar a personas cercanas: familiares, pareja, amigos… Incluso cuando nos hacen chantaje emocional.

Comentamos cómo la comunicación asertiva nos ayuda a decir que no sin ofender ni poner excusas. Y a dar razones en vez de excusas. Podéis leer el artículo Por qué la comunicación asertiva es la mejor forma de relacionarnos con los demás.

También hablamos del NO en la empresa. Aplicar la Ley de Pareto (80/20) para decir no a clientes que no valen la pena.

Explicamos el concepto de Stop Doing List: una lista de cosas que hay que dejar de hacer para centrarse en lo importante.

Somos zetatesters

Como es habitual, damos voz a los oyentes zetatesters que han contactado con nosotros y nos han enviado halagos, críticas y comentarios sobre lo que hemos tratado en episodios anteriores.

Chema Cepeda nos dejó este comentario en el episodio sobre especialistas y generalistas:

Habéis tocado mi tema fetiche, así que era casi imposible no pasar y comentar 😉
Estoy convencido de que en un futuro muy cercano, el generalista tendrá un papel destacado como conector de especialistas y por poseer una visión mucho más amplia, la cual le pone en ventaja para la resolución de determinados problemas.
Pero también coincido con Jeroen en que el perfil en T resulta todavía más interesante, porque manteniendo esa visión global te permite hibridar todo lo que adquieres de otras disciplinas en tu propia especialización, lo que le aporta un valor añadido.
Os dejo enlace a mi visión sobre este tema y quedo a la espera de escuchar el podcast :))

Guillem nos dejó su opinión al respecto:

Gran podcast suricatas! Hace 3 semanas mi primo y amigo (Marc) me recomendó vuestra escucha 3 veces al dia antes de las comidas…
Y este podcast estoy seguro que cuando hagáis un recopilatorio estará allí.
Mi opinión: creo que lo que se premia ahora es ser capaz de adaptarte a cualquier cambio que pueda aparecer en la empresa/vida familiar/amistades (básicamente empresa) más que ser especialista o generalista, aunque quizás ser generalista sea una nueva forma de ser adaptativo… Al menos es lo que me ha pasado y me sigue pasando.
Un posible nuevo podcast….cómo ser un adaptativo con GTD (juro que lo he intentado y es tarea ingrata, de verdad, se hace muy cuesta arriba).
Aquí acabo. Ah, y felicidades por empezar cosas interesantes.
Un saludo!

Y Eloy también dijo la suya:

Hola zetatesters!
Discrepo con lo que comentó Marc (creo que fue él) sobre que el sistema educativo nos especializa. En mi opinión, el sistema operativo nos generaliza demasiado, desde el siglo de oro de la literatura española hasta la composición de los ácidos grasos… Ojalá el sistema educativo nos permitiera especializar a sus alumnos, pero en lo que a ellos realmente les interesara. Si desde los 10 años lo que le motiva a un nano es cocinar (ahora tan de moda), lo suyo sería animarlo/motivarlo para que siguiese con ello. Y ésto es lo que yo entendí del libro “El Elemento” de Sir Ken Robinson. (Cuando toca el suelo, se queda en el suelo, como un estrato adicional)
Si no habéis visto el vídeo de Isaac Asimov sobre educación, echad un vistazo a ver qué os parece
Aprovecho para daros las gracias por vuestros podcasts!

Delicatessen: “Exprime tus neuronas” de John Medina

"Exprime tus neuronas" John MedinaEn esta ocasión comentamos un libro que habla sobre el cerebro de forma clara y divulgativa. John Medina, biólogo molecular, es el autor de esta obra y nos brinda 12 reglas del cerebro de las cuales hemos comentado unas pocas en el programa…

  • Hacer ejercicio activa y potencia el cerebro.
  • No prestamos atención a las cosas aburridas.
  • Estimular los sentidos.

Os dejamos una reseña que escribieron en el Arte de Presentar que os dará una idea más aproximada.

Amazon.es:

Amazon.com:

Turno de acciones

Esta semana tenemos varios retos para todos.

  1. Lanzad un reto a otra persona y que lo acepte.
  2. Redactad vuestra propia “Stop Doing List“: una lista de cosas que tenéis que dejar de hacer para centraros más en vuestros objetivos.
  3. Empieza NO-viembre y tenéis que decir NO a alguna cosa que hacéis normalmente y que no haréis durante el mes de noviembre. Ejemplos:
  • Marc no picará entre horas.
  • Dani no aceptará más retos (¡rajao! xD)
  • Carles y Tomás no serán más yonkis del móvil.

Eso es to, eso es to, eso es todo amigos. Nos vemos en el próximo episodio en el que hablaremos sobre infoxicación y adicciones a la tecnología.